Marca Empleadora como estrategia de Atracción de Talento




¿Sabes qué tienen en común empresas como Apple, Harley-Davidson, Nike o Coca Cola?


Venden productos diferentes, pero si lo piensas un poco seguro que lo descubres. 😉


¡Lo has adivinado!


Todas son marcas icónicas y súper reconocidas por cualquier persona en todo el mundo.


Su identidad es tan fuerte que nunca las confundirás con otras marcas de la competencia.


Incluso si no eres de ir en moto, seguro que podrías distinguir una Harley de una Vespa, por ejemplo. Y sabes bien que los fanáticos de Apple nunca cambiarían su Mac por un PC.



gif


¿Te imaginas que tus candidatos/as tuvieran igual claro cómo es tu empresa por dentro? ¿Y que supieran que quieren trabajar en ella?

Pues eso es posible, gracias a tu marca empleadora.


Tu marca empleadora está ahí, te guste o no, y puede convertirse en tu mejor baza para atraer talento. En este post vamos a ver cómo.




La importancia de la marca empleadora para los departamentos de RRHH


La marca empleadora o employer branding tiene un enfoque parecido a las marcas corporativas, solo que lo aplica a nivel de atracción y fidelización del talento.


Explicado de forma muy sencilla, la marca empleadora es la imagen o reputación que tiene una empresa como lugar para trabajar.

Una marca es algo intangible, pero se puede expresar de muchas formas. Por ejemplo, a través de tu forma de hablar, de los contenidos que compartes como empresa en redes o de los emails que envías a los candidatos a lo largo de un proceso de selección.



La marca empleadora se proyecta y se forma en la mente de los empleados actuales y también de los potenciales candidatos.



Como puedes imaginar, está conectada con la marca corporativa y también con la misión, la cultura y los valores de la compañía.


No tiene sentido que la marca corporativa vaya por un lado y la empleadora por otra, ni tampoco que intentes comunicar algo que no se corresponde con la realidad.


La marca empleadora no es un concepto nuevo, pero ha ganado relevancia en los últimos años por una serie de circunstancias a las que te has enfrentado mil veces en tu trabajo como recruiter:


  • 👩‍💻 Somos más digitales que nunca. Estamos acostumbrados a obtener casi cualquier información con un clic y sorprende cuando una empresa no está en redes sociales o muestra una actitud poco abierta y transparente. Tus candidatos/as hacen lo mismo antes de mandar su CV: buscan en Google y esperan encontrar información actualizada.


  • 🤯 La pandemia ha acelerado un cambio de mentalidad en el mercado de trabajo. Cada vez más personas buscan una empresa que les entusiasme (y no solo que les ayude a pagar las facturas) pero resulta muy complicado a veces encontrar la información que como candidatos queremos saber.


  • 🕵️‍♂️ La competencia por encontrar determinados profesionales está creciendo. Esto ya no es un misterio para nadie y por eso los recruiters necesitamos encontrar nuevas formas de conectar y atraer a ese talento. Tenemos que lograr que deseen trabajar en nuestra empresa.






Cómo te ayuda tu marca empleadora a atraer talento


Ahora vamos con la pregunta lógica: ¿de qué me sirve a mí la marca empleadora en mi trabajo como recruiter?


Todas las empresas (incluida la tuya) tienen una marca empleadora, aunque no la estén cuidando de forma activa.


Esa marca influye mucho en la relación que se establece con los candidatos y con el equipo que ya está dentro, tanto que puede suponer la diferencia entre aplicar para un puesto o no hacerlo, o aceptar una oferta u otra.


Una buena marca empleadora te ayudará a atraer más y mejores perfiles, además de a mejorar o mantener tus cifras de fidelización, lo que a su vez también es un elemento que te ayudará a fortalecer tu marca empleadora y seguir así el ciclo..


Para explicarlo con más detalle, vamos a inspirarnos en las fases de trabajo de la metodología Inbound Recruiting.




1. Fase de conocimiento de marca o de awareness


Para que un candidato o candidata se anime a mandar su currículo, lo primero es que conozca tu empresa.


Sabemos que parece bastante obvio, pero tienes que recordar que las personas recibimos cada día cientos de estímulos en forma de emails, anuncios, posts en redes sociales, noticias en los medios…


Las ofertas en los portales de empleo ya no son suficientes para llegar a todos estos potenciales candidatos y es necesario que las empresas adopten una actitud proactiva.


O lo que es lo mismo, las redes sociales y la página web han dejado de ser opcionales para los departamentos de RRHH.


Recuerda, si una persona no te conoce o no sabe casi nada de ti, nunca va a desear trabajar en tu empresa.




2. Fase de atracción


El conocimiento es el primer paso. El siguiente desafío es persuadir a esa persona de que participe en un proceso de selección y de que acepte una oferta.


Ya sabes que cambiar de trabajo, sobre todo si estás bien en tu posición actual, puede dar un poco de vértigo y te obliga a tratar con una incertidumbre que, en muchas ocasiones, no es cómoda..


En esta situación, la marca empleadora te ayuda a generar una relación de confianza con el candidato o candidata, incluso antes de que empiece a trabajar contigo.


Si esa persona ve en tus redes cómo es la cultura y descubre qué iniciativas llevas a cabo para cuidar al empleado, seguro que verá ese cambio como una oportunidad.


Por otro lado, si tu empresa parece una más de tantas, es posible que no parezca atractiva a los ojos de un/a candidato/a y que su pensamiento sea “más vale malo conocido que bueno por conocer”. Así que créenos, la marca empleadora te ayudará a diferenciarte.




3. Fase de fidelización, retención o engagement


La marca empleadora no termina su trabajo en el momento en el que se firma un contrato ni mucho menos.


Cuando mantienes una comunicación regular con tu equipo y transmites tu marca empleadora, es más sencillo mantener la motivación y el compromiso.


Además, uno de los elementos que más nos ayudan a atraer talento, son los programas de referidos y embajadores, ¿crees que podrás llevarlos a cabo con éxito si las personas dentro de tu empresa no están contentas?





En resumen, desarrollar tu marca empleadora te ayuda a conectar con el talento potencial y con el talento que ya trabaja contigo.


Y además es un argumento más de cara a los clientes, porque cada vez hay más personas que rechazan a empresas que descuidan sus equipos.




🚀 ¿QUIERES QUE TE AYUDEMOS A MEJORAR TU MARCA EMPLEADORA Y A MEJORAR PASO A PASO TU ESTRATEGIA DE ATRACCIÓN DE TALENTO PARA CONSEGUIR MÁS Y MEJORES CANDIDATOS?


¡Pues podemos ayudarte a que puedas ponerlo en práctica en tu empresa! 🙌


👉 La formación in-company de employer branding e inbound recruiting es perfecta para actualizar vuestra estrategia de atracción y fidelización de talento. Son formaciones adaptadas 100% a las necesidades y objetivos de tu equipo, por lo que será muy práctica y personalizada.


👉 Aunque si deseas hacer esta formación a nivel individual, la mejor opción para ti será el Máster de Inbound Recruiting y Employer Branding, donde a lo largo de 10 sesiones trabajaremos y aprenderemos de forma práctica el paso a paso para transformar tu estrategia de atracción de talento y que consigas a los candidatos que necesitas.


👉 La consultoría de employer branding e inbound recruiting está diseñada para resolver vuestros retos dejándolo todo listo y funcionando. Nos unimos a vuestro equipo y co-creamos junto a vosotros toda la estrategia para que no tengáis que preocuparos de nada.



Y si necesitas saber más de cualquiera de estas opciones o verificar cuál encaja mejor con tu situación y objetivos, puedes agendar una llamada sin compromiso con Toni:




41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo