top of page

Incentivos Salariales: Ejemplos y cómo aplicarlos con éxito



Mantener a tu equipo siempre motivado y a tope es un gran desafío.


No existe una varita mágica para mantener la moral alta, pero por suerte sí existe una herramienta muy efectiva y popular: los incentivos salariales.



Hoy vamos a ver qué son exactamente los incentivos salariales, qué tipos existen y cómo crear un plan de incentivos en tu empresa sin morir en el intento. 🚀



Beneficios de los incentivos salariales para tu empresa


Un incentivo salarial es una compensación que las empresas ofrecen a los empleados basándose en diferentes indicadores.

Se diferencia del salario y se utiliza como una forma de motivar a los equipos para que den lo mejor de sí mismos.


Se pueden otorgar de forma individual o de manera más generalizada, como por equipos, departamentos o a toda la compañía.


Las empresas usan los incentivos suelen hacer con uno o más objetivos:


  1. Motivar a las personas.

  2. Mejorar la fidelización, porque ayudan a competir mejor contra las ofertas de otras empresas.

  3. Atraer talento top.

  4. Aumentar la productividad y mejorar el rendimiento.

  5. Reconocer el esfuerzo y el trabajo realizado.

  6. Favorecer la consecución de objetivos. Los objetivos de ventas son el ejemplo más claro de esto, pero no es el único caso.

  7. Desarrollar mentalidad de equipo, cuando los incentivos se aplican por departamentos e implican aumentar la colaboración entre los empleados.


Los incentivos se entregan de forma esporádica o de manera regular. En cualquiera de los dos casos es importante que todo el equipo entienda a qué criterio o motivo está ligado ese plus. Solo así podrán saber cómo conseguirlo y qué factores influyen en el proceso.



Ejemplos prácticos de incentivos salariales


El concepto de incentivo salarial está claro.


Pero, ¿cómo se lleva esto a la práctica? ¿De qué manera se traslada ese incentivo económico a las personas? 🤔


Cada programa de incentivos tiene que hacerse 100% a medida

A la hora de la verdad, cada programa de incentivos tiene que hacerse 100% a medida, las necesidades de tu empresa y de tus equipos son diferentes, por lo que tendremos que hacerlo teniendo esto en cuenta porque sólo así será realmente útil.


No es lo mismo plantear un incentivo salarial para un equipo de comerciales que para uno de producción o de atención al cliente.


Hay varios ejemplos de incentivos salariales y la elección de uno u otro depende de las características de la compañía y de las personas a las que se quiere incentivar:


  1. Aumento de suelo.

  2. Reparto de beneficios a final de año según resultados de la compañía.

  3. Comisiones por el número de ventas, nuevos clientes...

  4. Incentivos ligados al rendimiento.

  5. Retribuciones por objetivos concretos, como terminar un proyecto en una fecha determinada.

  6. Stock options: las empresas que cotizan en bolsa pueden ofrecer a sus empleados opciones sobre acciones con ciertas ventajas.

  7. Beneficios como seguro médico o planes de pensiones. Aunque no suponen una inyección de dinero directa en la cuenta del trabajador

  8. Bonus por recomendar a un nuevo empleado.


Veamos algunos ejemplos de incentivos salariales aplicados en empresas que seguro conoces:


👉 Netflix: los empleados pueden recibir su salario en dinero o opciones sobre acciones, o en ambas, según lo prefiera cada persona. También tienen una política salarial por la que siempre ofrecen los sueldos más altos dentro del área de trabajo de cada persona.


👉 Delta Airlines: los empleados de la aerolínea tienen derecho a participar de los beneficios de la empresa desde su primer día de trabajo.


👉 Visa: los empleados pueden comprar acciones de la empresa un 15% más baratas. Además contribuye a los planes de pensiones con mejores condiciones que otras empresas del sector.




Pasos útiles para crear un programa de incentivos sin morir en el intento



Para que un programa de incentivos funcione debe tener en cuenta los objetivos globales de la empresa, su cultura y, como no, a las personas. Es decir:


  • El programa debería ayudar a conseguir los objetivos globales de la compañía.

  • También tiene que estar alineada con la cultura de la empresa y comunicarse de forma coherente. Por ejemplo, no tendría mucho sentido basar el incentivo en el rendimiento individual si desde la cultura empresarial se incide mucho en el trabajo en equipo.

  • Y, aunque lo dejamos para el final, no podemos olvidar que los incentivos tienen que resultar motivadores para los empleados. Aquí puede haber mucho debate, por lo que es positivo sondear qué puede ser más valorado. Eso sí, sin generar expectativas que no podrás cumplir.


Cualquier plan de incentivos salariales tiene que ser comunicado con mucho detalle para que todo el equipo lo entienda, en especial si hay diferencias entre diferentes niveles o departamentos.


Además, los objetivos o indicadores también deben ser objetivos y quedar muy claros, de manera que no haya posible debate sobre si se han conseguido o no.




¿QUIERES APRENDER EL PASO A PASO PARA TENER UN EQUIPO FIDELIZADO Y CONSEGUIR ATRAER A LOS MEJORES CANDIDATOS?


Podemos ayudarte a conseguirlo de varias formas. Tú eliges:


👉 La formación in-company de Employer Branding e Inbound Recruiting es perfecta para actualizar tu estrategia de atracción y fidelización de talento. Son formaciones adaptadas 100% a las necesidades y objetivos de tu equipo, por lo que será muy práctica y personalizada.


👉 La consultoría de employer branding e inbound recruiting está diseñada para resolver vuestros retos dejándolo todo listo y funcionando. Nos unimos a vuestro equipo y co-creamos junto a vosotros toda la estrategia para que no tengáis que preocuparos de nada.


Y si necesitas saber más de cualquiera de estas opciones o verificar cuál encaja mejor con tu situación y objetivos, puedes agendar una llamada sin compromiso con Toni:





2642 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page