5 errores que debes evitar como Recruiter

Actualizado: 18 nov




No sé tú, pero nosotros metido la pata unas cuantas veces a lo largo de nuestra carrera en Recursos Humanos. 😅


Peeerooo…


Como dice el refrán, de todo se aprende, ¿no? 😂


Me gustaría que te equivocaras un poco menos que nosotros (o al menos en cosas diferentes) y por eso hemos preparado este post de errores que puedes estar cometiendo como recruiter sin darte cuenta.


Y también vamos a darte algunos consejos rápidos para solucionarlo, claro.


¿Empezamos?



Los 5 errores más comunes de los recruiters


Sabemos que vas como pollo sin cabeza y que muchos días no tienes tiempo ni para respirar.


gif

Además es posible que te presionen desde arriba para que hagas las cosas “como siempre” y que te resulte difícil romper con la inercia que ya tiene creada la empresa.


Pero, ¿qué pasaría si cambiando algunos detalles pudieras atraer más y mejores perfiles?



Error #1: Suponer lo que tus candidatos valoran en vez de preguntar


Por teléfono, email o cara a cara, te pasas tooodo el día hablando con candidatos/as.


Se supone que deberías conocerlos bastante bien, ¿no?


Pero si te pregunto por qué mandan su CV a tu empresa o qué esperan encontrar en su nuevo trabajo, ¿qué dirías?


Seguro que ya te imaginas muchas de esas respuestas.


Aún así, mejor que adivinar es preguntar.


No tengas miedo a hablar con tus candidatos/as y con tus compañeros/as (sobre todo los que entraron hace poco y tienen la selección más reciente) y preguntar directamente.


Anota todo el feedback que puedan dar y aprovéchalo para mejorar tu estrategia de reclutamiento.


Todos esos datos se volcarán también en tu candidate persona. Compártelo en tu departamento, para que todo el equipo de recruiting esté en la misma onda.






Error #2. Creer que la marca personal solo es útil para los demás y que tú no lo necesitas como recruiter


A estas alturas, seguro que ya has oído hablar un millón de veces sobre el concepto de marca personal.


No nos vamos a extender mucho en explicarte este concepto, pero a estas alturas seguro que ya sabes que es un gran apoyo para buscar empleo o clientes.


¿Pero cómo influye esto a la hora de buscar candidatos/as?


En la metodología de Inbound Recruiting, la selección se asemeja a un proceso de venta, en el que vendes al candidato la experiencia que vivirá trabajando en tu empresa.


Con esa perspectiva, tu marca personal puede ser el primer paso para conseguir la venta final.


Si compartes de forma regular cómo es trabajar en tu empresa, cuál es su propósito o qué tipo de perfiles buscas de forma habitual, dándole tu toque personal y haciéndolo tuyo, te diferenciarás del resto de recruiters y te costará mucho menos atraer talento cada vez que tengas que cubrir una vacante.




Error #3. No conectar con los candidatos por los medios que más usan


  • ¿Crees que una oferta se podría explicar mucho mejor en un video que con el típico texto de siempre?

  • ¿Tus candidatos se mueven en LinkedIn?

  • ¿O están en Tik Tok?


Si estás difundiendo tus ofertas como se ha hecho “toda la vida”, a través de portales de empleo que probablemente tus candidatos no usen y no te llegan los CVs que te gustarían, tal vez sea el momento de cambiar la estrategia.


No se trata de terminar con lo que has hecho siempre, sino de potenciar los medios más efectivos. Por ejemplo:

  • Grabar ofertas en video para conectar mucho más con los candidatos.

  • Compartir las vacantes en los perfiles personales de LinkedIn, con un lenguaje o presentación menos corporativo.

  • Usar las redes sociales en las que se están moviendo tus candidatos ideales. Podrás averiguarlo preguntando a tus propios empleados en qué redes están más presentes.

Así te asegurarás de estar presente donde está tu público objetivo, es decir, tus candidatos ideales.



Error #4. Olvidar que tú también estuviste en el lado del candidato


Tu también fuiste candidato o candidata (aunque ya ni te acuerdes).


Te enfrentaste a las mil dudas a la hora de redactar tu CV, tuviste nervios antes de la entrevista y miraste tu móvil un millón de veces hasta que por fin recibiste esa llamada que tanto esperabas.


Ahora que te hemos refrescado un poco la memoria, intenta ponerte en la piel del candidato y ofrecer la mejor experiencia posible.


Nunca se sabe cómo te puede venir de vuelta esa experiencia positiva.


Esa persona que hoy no te ha encajado puede que sea perfecta para otro puesto más adelante. También puede hablar de la empresa a un colega con perfil parecido o incluso convertirse en cliente.


Crear una experiencia agradable es beneficioso para la compañía en cualquiera de esos casos.



Error #5. Depender más de los portales de empleo que de tu propia Comunidad de talento


Vale, tenemos que reconocer que este error es el que más cuesta corregir.


Crear tu propia Comunidad de talento puede llevar algo de tiempo, pero es una de las mejores decisiones que puedes tomar para facilitarte la vida como recruiter.


El primer paso es tener siempre un formulario de inscripción disponible en tu página de empleo para que, si no hay ninguna vacante que encaje con lo que esa persona está buscando, pueda enviarte igualmente su CV.


Un formulario bien diseñado, eso sí. Nada de obligar al candidato a rellenar 500 campos y contarte su vida en verso.


El segundo, es conseguir que los/las candidatos/as lleguen a esa página.


¿Cómo? Pues como ya te he comentado más arriba: trabajando y potenciando tu marca personal y creando contenidos regulares que aporten valor al tus candidatos ideales.






Estos 5 errores son bastante comunes entre los recruiters, pero no pasa nada, lo importante es ser consciente, trabajar en ello y mejorarlo. Pero ya has visto que tienen solución, y mucho más sencilla de lo que muchos podíamos pensar.




¿Quieres mejorar tu estrategia de atracción de talento e implicar a todo el departamento de RRHH para transformarla y conseguir más y mejores candidatos?

Nuestras formaciones in-company son perfectas para darle a tu equipo ese empujón que necesita (y además 100% prácticas, para salir implementando lo aprendido).


Para saber más, puedes echarles un vistazo en nuestra web:


👉 Formaciones In-Company


Aunque si prefieres que te ayudemos a diseñar, co-crear e implantar toda la estrategia, nuestro servicio de Consultoría es la solución. Seremos parte del equipo y trabajaremos con vosotros codo con codo para diseñar todo el proceso.


👉 Consultoría



Y si quieres confirmar qué opción encaja mejor con tus necesidades y las de tu equipo para poder lograr vuestros objetivos, puedes agendar una reunión con nosotros y te lo explicaremos en detalle.





153 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo