top of page

5 consejos para perder el miedo a publicar en LinkedIn




¿Publicar en LinkedIn sigue siendo tu asignatura pendiente?


No te agobies, ocurre más de lo que crees.


Si publicar en una red social puede dar un poco de yuyu, hacerlo en una red profesional todavía da más respeto.


Tienes mucho que ganar si te decides a publicar en LinkedIn, así que queremos darte un pequeño empujoncito.


Si todavía no lo ves claro, aquí tienes 5 consejos que te ayudarán a superar el temor a publicar en LinkedIn.



#1. Define tu "porqué" para estar presente en LinkedIn


Aunque mucha gente cree que LinkedIn solo es útil para las personas que buscan empleo, lo cierto es que hay muchos (buenos) motivos para participar en esta red.


En realidad, LinkedIn es una herramienta estupenda para crear tu marca personal, aprender de tu ámbito profesional y realizar conexiones que de otra forma te serían muy difíciles de alcanzar.


Y, claro, si eres recruiter, también es un medio genial para atraer talento de una forma orgánica y continuada.


Tus publicaciones en LinkedIn pueden ser una forma de comunicar la cultura y los valores de tu empresa.

De esa forma consigues atraer a perfiles que tal vez no reparen en una oferta de empleo porque no están en búsqueda activa.


Sea cual sea tu motivo para empezar en LinkedIn, es importante que lo tengas presente.




#2. Recuerda que no lo vas a "petar" del día a la mañana


Es normal sentir cierto miedo a la exposición pública al principio.


Por eso tenemos que lanzar un mensaje tranquilizador. En realidad la visibilidad de tus publicaciones va a ser limitada por el propio funcionamiento de la red.


El algoritmo de LinkedIn se encarga de que tus publicaciones lleguen solo a una parte de tus contactos, sobre todo al principio y cuando todavía no has cogido ritmo publicando.


Por ejemplo, si tu red es de 500 personas, es prácticamente imposible que esas 500 personas terminen leyendo tu publicación.

No te decimos esto para desanimarte, sino para que entiendas que la visibilidad que tendrán tus posts al principio es limitada.


No te frustres si al principio consigues pocas reacciones porque esto es lo normal. Incluso los influencers de LinkedIn comenzaron como tú, desde cero.


Con un poco de tiempo y constancia, tu visibilidad aumentará de forma progresiva y podrás llegar a más personas (tus contactos e incluso contactos de tus contactos).



#3. Empieza poco a poco


Si te has decidido a tener mayor actividad en LinkedIn pero todavía no sabes bien cómo hacerlo, no es necesario que pases de 0 a 100 de golpe.


Hay formas de aumentar tu presencia en esta red de forma gradual. Por ejemplo:


  • Empieza comentando las publicaciones de otras personas. Mientras te vas soltando, aprenderás acerca de qué temas se publica más o qué tipo de posts llaman más la atención. Además, irás tejiendo una red y creando una comunidad que te ayudará cuando hagas tus propias publicaciones.


  • Comparte publicaciones de la página de tu empresa, añadiendo un comentario personal siempre, ya que si compartes sin añadir texto a la publicación será penalizada y su alcance será menor.



  • Después pasa a crear tus propias publicaciones basándote en artículos o en videos que te gusten y que puedan encajar con el objetivo que te has propuesto. La idea es no tener que crear el post desde 0, sino compartir un contenido que ya existe, pero dándole tu toque personal.





  • Por último, puedes intentar crear posts más personales (a las personas les encanta conocer quién se esconde detrás de un perfil de LinkedIn y sus historias), y con una regularidad que te resulte cómoda. Por ejemplo, una vez por semana o 2 veces al mes. Cuando ganes confianza siempre puedes aumentar esa frecuencia.





#5. Deja de buscar la originalidad a toda costa


Una de las barreras más habituales a la hora de publicar es encontrar temas para los posts.


Es probable que por tu cabeza pasen pensamientos de este estilo:


  • “Ya hay muchas personas del mundo del Recruiting publicando.”

  • “Todo lo que se me ocurre ya ha sido publicado antes.”

  • “Este tema ya está muy trillado.”


Y no te vamos a engañar: tienes razón. 😄


En LinkedIn hay muchos profesionales y es imposible ser original todo el rato.


Pero no pasa nada, porque siempre puedes aportar tu punto de vista, tu personalidad y tu manera de explicar las cosas.







#5. Piensa que con tus publicaciones puedes estar ayudando a otras personas


A veces estamos tan metidos en nuestro propio mundo, que no nos damos cuenta del conocimiento y experiencia que acumulamos.


Lo que tú publicas puede ser de ayuda o interés para un futuro candidato/a, para una persona que trabaja en tu sector o para un/a colega de tu propia empresa, por ejemplo.


Nunca subestimes tu conocimiento.




Además, incluso si hay gente que sabe mucho más sobre el tema, esta puede ser una buena forma para entender otros puntos de vista o seguir aprendiendo sobre un tema en concreto, por ejemplo si invitamos al final de la publicación a comentar o dar opinión.


Ahora que te hemos dado estos 5 consejos para perderle el miedo a LinkedIn, solo nos queda hacerte una pregunta…


¿Cuándo sale tu primer post? 😄




183 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page